sábado, 26 de julio de 2008

Restaurando en Jamaica: Fotos

Estas fotos es un pequeño ejemplo de la labor de los muchachos del barrio de Downtown en Kingston (Jamaica). Un esfuerzo que se puede compartir con la ayuda de todos.




































Un pequeño recorrido por la restauración de la Catedral de Kingston. Aquí los muchachos y arriba en la 1ª foto el Arzobispo Lawrence Aloysius Burke, S.J., iniciador de la restauración, hoy muy enfermo y que esperamos se reponga.



StumbleUpon.com

jueves, 24 de julio de 2008

Restaurando en Jamaica: Hasta pronto



Dejaré Jamaica hasta mi vuelta más adelante en este año, pero sin olvidar aquellos amigos que nos han apoyado y que trabajamos juntos para que este proyecto se haga realidad desde el año 2006:
- Ministerio de Cultura: Instituto de Patrimonio Cultural de España
- Embajador en Jamaica e Islas Occidentales: D. Jesús Silva Fernández
- Arzobispo Lawrence Aloysius Burke, S.J.
- Rev. Fr. Kenneth Richards
- Mrs. Thalia Lyn. Chairman of NCB Fountation
- Arch. Mr. Clifton Yapp
- Edna Manley Collage (EMC)
- Heart Trust
- Otros miembros del Consejo para la restauración de la Catedral
- Parroquianos anónimos
- Jefe de obra Mr. Rhooms

Y nosotros:
- Alberto Guerrero
- Miguel González
- Andrés Álvarez
- Alberto Navarro
Y los 34 muchachos que están trabajando en dos turnos






StumbleUpon.com

martes, 22 de julio de 2008

Restaurando en Jamaica: conclusión II

Me pregunta Iván una cuestión bastante razonable y le causa curiosidad: El uso de una plantilla y que criterio he seguido en la reintegración. Una palabra bastante cuestionada y que a mí con los años no me produce ninguna preocupación. Os quiero decir que siguiendo la definición de Cesare Brandi, y que sigue algo vigente, debo señalar que el vocablo lo cambiaría por integración que se ajusta mejor al trabajo manual que se realiza. Integrar se funde adecuadamente a nuestro criterio, que es un concepto que está siendo estudiado constantemente, como un juicio crítico dentro del mundo de la restauración, es en parte un acto interpretativo, en donde abunda la parte estética e histórica, por la cual no se modifica la realidad figurativa e histórica original del objeto, y que se da en las obras de arte fragmentadas o sin unidad de imagen, con unos principios esenciales basados en la calidad artística y la recuperación del conjunto artístico, es decir de la obra de arte en su esencia; y si nos fundamentamos en Brandi, te diré que existe un punto interesante en su idea de la integración:
- La integración será siempre fácilmente reconocible, pero sin que por esto se tenga que llegar a romper aquella unidad que se desea reconstruir, por lo que esta deberá ser invisible a distancia y visible de cerca.
He creído que Cesare Brandi es un buen ejemplo para entender un principio de integración válido, pero existen otros teóricos que definen perfectamente la integración como acto crítico, como Giovanni Carbonara o Giovanni Urbani, por poneros algún ejemplo. Bajo esta idea entraré en un concepto que para algunos será nuevo y que partiendo de lo anterior podremos llegar a él. En el año 2000 estaba restaurando el famoso Templete de Bramante en Roma y una de las cuestiones era que hacer con ciertos elementos que iban apareciendo a medida que avanzaba la intervención, tanto en los estudios históricos como en las estratigrafías de sus muros nos estaban dando elementos muy pequeños de original y que en el siglo XIX el famoso restaurador Valadier los había definido. La respuesta estaba en dejar elementos propuestos por él y que estaban de acuerdo históricamente con el original de Bramante: luego dejaríamos con esta premisa puntos del paso del tiempo por la obra de arte. A qué narices viene todo esto con Jamaica, puede ser que este caso tenga que ver con el Templete. Allí encontré de común acuerdo con el Restauro de Roma una definición que englobaría todas las parte definidas en el sistema restaurativo aplicado: SISTEMATIZACIÓN.
Esta página concebida para el desarrollo humano bien se puede aplicar la idea cambiando humano por obra de arte: http://www.alboan.org/archivos/1viendo.pdf .
En ella está el concepto de la siguiente manera:
Desde nuestra perspectiva, la sistematización es la interpretación crítica de una experiencia que, a partir de su ordenamiento y reconstrucción, descubre o explícita la lógica del proceso vivido, los factores que han intervenido en dicho proceso, cómo se han relacionado entre sí y por qué lo han hecho de ese modo y con ello construye nuevos conocimientos.
(Proyecto de Sistematización de experiencias de Desarrollo Humano). Una definición que también es paralela a la de recuperar, ordenar, precisar y clarificar el saber restaurativo para darle un carácter científico.
En nuestro caso de Jamaica está desarrollándose una sistematización, es el redescubrimiento de las pinturas que fueron ocultadas hace 40 años y que algunos parroquianos aún recuerdan. Pinturas dañadas en algunas partes, con lagunas fácilmente integrables, ya que el pintor realizó casi toda la decoración con plantillas y no las zonas con pinturas decorativas. En las primeras se ha repetido esas zonas con pinturas acrílicas muy aguadas 7% en agua y un punto más claras con la plantilla adecuada. Produciendo en el conjunto una unidad que se basa en los principios anteriormente descritos. De todas maneras después de terminar las entradas del entelado quisiera estructurar un poco este capítulo tan interesante. Espero Iván que este pequeño discurso te sirva un poco para poder entenderme.

StumbleUpon.com

viernes, 18 de julio de 2008

Restaurando en Jamaica: conclusión

Técnicamente y por experiencia no llevo ningún tipo de material desde Europa a zonas que pueden ser difícil su adquisición. Por ello preferimos resolver los problemas con los materiales que se encuentran fácilmente en la zona de intervención.
Para efectuar las diversas pruebas de eliminación de las pinturas que cubren las originales, se eligió las zonas que por su importancia y posibilidades podrían dar un buen resultado al aplicar los diferentes disolventes. Las zonas elegidas fueron en el ábside en la parte superior derecha, en la zona baja de la primera capilla, y en los laterales debajo de los grandes óculos, tanto a la derecha como a la izquierda.
En primer lugar, se hizo una pequeña prueba con bisturí para estudiar el grosor de la capa de pintura cubriente, demostrándose que existe una capa de pintura de tono blanco de un milímetro de grosor muy endurecida y de aspecto plástico; debajo de esta otra capa de tipo oleoso y tono grisáceo, que se elimina fácilmente, existe otra de color blanco muy débil.
Como primera prueba de limpieza se eligió un decapante en gel, aplicándolo con cálculo de tiempo 30 segundos, 60 segundos y 45 segundos. En los tres casos no funcionó ya que destruía la pintura original y era muy complicada la eliminación del gel.
Ante esta situación se decidió emplear un nuevo método que no dañase la pintura original, buscando como objetivo una metodología que eliminase la pintura superpuesta con eficacia y coste mínimo. Se eligió un disolvente que evaporase con una velocidad media, ya que si evapora demasiado rápido sería muy difícil de reblandecer la pintura superpuesta y si es demasiado lenta el disolvente permanecerá al final en contacto con la pintura original, pudiéndola dañar cuando se neutralice el poder del disolvente.
Con este precepto se eligieron dos disolventes: Cleaning Solvent ROGK0010 (Nitrocelulósico) y el nº 108 R07K0108 ambos de la casa Sherwin Williams.
El primero de ellos nos servirá como decapante y esta compuesto por un disolvente nitrocelulósico. El segundo de ellos está compuesto por acetona, Ketona y alcohol y servirá como neutralizador.

El disolvente nitrocelulósico es una mezcla de hidrocarburos aromáticos y disolventes cetónicos de evaporación relativamente rápida, por lo que sería necesario retrasar dicha evaporación y a la vez su neutralización posterior.
Se pensó entonces realizar la siguiente prueba:
1.- Aplicación del disolvente Cleaning Solvent ROGK0010 directamente sobre la pintura cubriente y sobre esta colocar un papel celulósico adherido con agua y un cálculo de varios tiempos: 15 seg. ,25 seg. y 30 seg. , siendo el que mejor funcionó el primero. Se retira el papel y se limpia con una espátula la pintura reblandecida. Los restos se limpian con el segundo disolvente. El agua evita la evaporación rápida en lugares tan calurosos como es Jamaica.

2.- Los dorados son purpurina de cobre, resiste bien a los dos disolventes, así como los tonos rojos. El pigmento que menos resiste es el negro, por lo que se debe dejar menos tiempo.
3.- Los restos pequeños que quedan en los huecos se eliminan perfectamente con el disolvente primero.
4.- La segunda capa de tono grisáceo se elimina con el segundo disolvente y con la misma técnica
5.- En las zonas inferiores y dentro de las capillas laterales se realizó una prueba, dando como resultado lo siguiente:
Debajo de la capa blanca apareció un tono azulado de pintura celulósica que se ablanda con suma facilidad y se puede eliminar. Este azul ultramar es del mismo aspecto que otros azules que se observan en la Catedral. Debajo de él aparece original plateado con círculos en relieve que recorren en forma de cenefa, las ventanas con vidrieras en ambos lados del ábside.

El método funcionaba perfectamente para restauradores profesionales, pero nunca sabíamos que podía ocurrir con los muchachos que no sabían nada de esta técnica. En dos días lo entendieron perfectamente. Aunque el problema existe porque son muy indisciplinados y pueden dejar el papel que se seque sobre la pintura y es muy difícil de quitar después.

El siguiente problema es que este tipo de disolvente deja en su secado un velo blanquecino de difícil eliminación. Luego el 2º disolvente se cambió por el nº 40 de la misma fábrica, que es white spirit y se subsanó el velo blanco en una mezcla del nº 108 y el nº 40 en proporción 1:1 . Un barniz muy diluido en este último disolvente eliminó totalmente velo. En la limpieza del ábside se encontró sobre la pintura original una concreción provocada por la por la caída de aguas y humedades en su superficie de las bóvedas y es de muy difícil eliminación, pero que no entorpece la visión general de la pintura original.

Papel con el disolvente y sobre aquel agua. Un tono rojizo amarillento se aprecia rápidamente al aplicar el disolvente sobre la primera capa de pintura y que no tiene nada que ver con la pintura original. Aún faltan por retirar las tres capas de pintura acrílicaEliminación de la pintura con espátula, que cae sobre el papel. En este caso aparece la capa de pintura gris, ya que fue eliminada la primera capa blanca.

Eliminada las pinturas superpuestas

El ábside antes de la intervención

El ábside restaurado

StumbleUpon.com

domingo, 13 de julio de 2008

Dia de descanso en Jamaica

Domingo descanso

StumbleUpon.com

miércoles, 9 de julio de 2008

Restaurando en Jamaica IV

La plantilla ya esta hecha. Trabaja estupendamente en todas las manualidades, cosa que nosotros hemos perdido
Retocando las lagunas en la base del arco

La primera visita. Un colegio de la comunidad china catolica


Segunda semana del andamio de la nave de la Epistola. Aqu'i todo es muy lento




StumbleUpon.com

domingo, 6 de julio de 2008

Restaurando en Jamaica III



La Catedral llena el primer dia. Viendo el abside se da uno cuenta de su grandeza

Preparando un calco para repetir zonas perdidas

Limpiando el muro

Limpiando el muro de pintura de clorocaucho

Eliminando las pinturas superpuestas





StumbleUpon.com

sábado, 5 de julio de 2008

Restaurando en Jamaica II

Colocando el andamio de la mitad de la 2ª fase
El ábside eliminado el andamio y en el lateral ya esta limpio

Contemplando con la boca abierta

Una vista lateral

En el centro de la cúpula del ábside la Sántisima Trinidad

Vista general de ábside terminado









StumbleUpon.com

Facebook

Perfil de Facebook de Antonio Sánchez-Barriga