sábado, 4 de octubre de 2008

Técnicas pictóricas clásicas I: El sistema gremial.

Cartilla de aprendiz del pintor García Hidalgo

He querido incorporar esta entrada a un capítulo que es necesario para que el conservador-restaurador tenga conocimiento de una asignatura que depende imperiosamente de su profesión: La construcción de una obra de arte, que será la característica principal para que su tiempo de vida sea largo. He traducido un pasaje del gran historiador Giulio Carlo Argán, para que nos iniciemos en el significado de la fabricación artesanal en los estudios de los pintores y la denominación de lo que actualmente denominemos lo artístico, y es Argan con su ímpetu y belleza de sus escritos, el que mejor acierta. He aquí uno de sus pasajes cuando describe al artista barroco:

El artista debe fenomenizarse, visualizarlo todo: por eso la técnica tiene infinitas clases.
- Son infinitas las técnicas de la visión: el encuadre, la disposición, la composición, el enfoque cercano o lejano.
- Son infinitas las técnicas de ejecución: cada artista tiene su praxis, a menudo modifica la técnica según el tipo de imagen.
En la pintura, como en la arquitectura y en la escultura, no se disimula ya el medio, la materia: la imagen tiene su propia esencia, no hay ningún motivo para disimular la sustancia, la materia de la naturaleza. Es cierto que el arte debe ocultar el arte, pero no en el sentido de disimular la naturaleza. En la pintura, los empastes son a menudo grasos, espesos, pesados; conservar la impronta del pincel, del toque. Ocultar el arte no significa hacer que la cosa pintada parezca natural, sino esconder el artificio, hacer ver que hasta los efectos más difíciles han sido conseguidos fácilmente, con naturalidad, de un impulso…
… Si la técnica tiene un potencial creativo, es ella misma invención; el artista no inventa la imagen y la traduce mediante una técnica, por el contrario inventa una técnica productiva de imágenes. Por eso en el XVII, cada artista tiene su técnica o en todo caso, su propio modo técnico…

Recuerdo un paseo por el Museo del Prado y ver desde cerca la Maja desnuda de Goya (hoy es mucho más difícil hacer esto) y descubrir la pincelada del contorno del desnudo en la zona inferior. No es un silueteado de un trazo, son cientos de trazos que asemejan uno. Goya aplicó la máxima, como Argan ha descrito: lo difícil debe parecer fácil.
Aunque nos parezca que el acto creativo del artista está poco ligado al acto técnico, este se debe definir como la suma de ambos, que en definitiva es el que provoca la impronta de su personalidad. El acto técnico está a su vez unido a todas las enseñanzas aprendidas por tradición, que se delatan siempre en la juventud de los grandes pintores y es el sistema evolutivo de su artisticidad la única condición en el cambio de la técnica de un pintor. Este solo puede lograrse con la práctica desde muy joven y aprendiendo desde muy cerca las enseñanzas del maestro. Con esto podemos diferenciar técnicamente un pintor de otro, por el sistema que ha aprendido en el taller y aplicado en la zona geográfica que le rodea, o por admiración que le influye otro maestro de zona diferente. Es por lo que en casi todas las técnicas pictóricas siguen un orden sistemático, que solo cambia en el material que se dispone y aplica. Por esto estudiamos muy someramente las diversas técnicas y sus materiales, pero sí el estilo del artífice.

Para entender esta cuestión debemos conocer cuáles son los aspectos más comunes que rodean a los pintores por tradición. En primer lugar los pintores estaban supeditados a un sistema gremial de artesanos. Para esto, debemos saber que los gremios son en su origen asociaciones religiosas con un santo patrón y que los estatutos de estas asociaciones fueron posteriormente amparados por el Municipio donde están situadas y que enla actualidad llamamos Cofradías. Estas no tenían como requisito que el santo patrón fuese el mismo en los diversos gremios de otros municipios de España; por ejemplo, en Sevilla los carpinteros tenían a San José en la mitad del siglo XVII, mientras en Valencia era San Lucas, por lo que los gremios son identificados con el nombre del santo patrón y no con el del oficio de sus inscritos. Los diferentes gremios celebraban el día del santo diferentes festejos, procesiones y espectáculos suntuosos, que con el tiempo fue adquiriendo una auténtica competencia entre los diversas asociaciones gremiales. Se conoce como el día del Corpus en Sevilla se formaban procesiones con carrozas adornadas con ricas decoraciones de los distintos gremios, con una rivalidad feroz, se colocaban por orden de importancia del gremio. Estas fiestas con el tiempo pudieron derivar de lo religioso a fiestas con un fondo más social.
La definición de gremio ya la realizó García de Valdeavellano como: una Corporación profesional, constituida con arreglo a un estatuto escrito; reconocido como tal por el Municipio de la ciudad. Sin embargo, los gremios abarcan un gran número de artesanos, que con el tiempo se van independizando, formando a su vez, gremios de profesionales muy concretos. Así conocemos que los primeros gremios, en España datan del siglo XII, que por lo que se sabe son los labradores de Coruña los más antiguos, posteriormente fueron ampliándose a otros, como los tenderos tejedores y arrieros de Soria. Este tipo de asociación, que ya existía en Centroeuropa con el nombre de guildas y collegium en Roma, ejercieron cierta influencia en España.
El sistema gremial tiene su origen en una reglamentación excesiva, que muchas veces ni siquiera cumplían los asociados, esta falta de flexibilidad provocó su decaimiento, aunque tuvo su gran apogeo en el siglo XVI. Así podemos definir el sistema gremial en los siguientes puntos:

- Hermetismo y secretismo en el trabajo a realizar, desde luego de origen artesanal.
- Defensa de los derechos laborales adquiridos.
- Privilegios de los maestros, en detrimento de los oficiales y aprendices.
- Oposición al poder Real y protección por los Municipios, con ordenanzas y propuestas que solamente eran aprobadas por el Gobernador o autoridad Municipal, hasta mediados del siglo XVIII que se necesitó el consentimiento del Consejo Real.

Con bases como estas, lógicamente con el tiempo el sistema gremial tiende a desaparecer con la llegada de los ilustrados a finales del siglo XVIII, con la política de liberación de los oficios fomentada por Jovellanos y Campomanes, con la abolición de las cofradías en 1783 y la disolución de los gremios por decreto promulgado por las Cortes de Cádiz el 10 de junio de 1813.

Los gremios estaban constituidos con un organigrama jerarquizado muy específico, que eran elegidos, como sucedía en Sevilla en una reunión una vez al año en la casa del gremio: el día del Corpus. El cargo mayor lo ejercía un alcalde o diputado en Castilla, un mayordomo en Aragón, o un mayoral en Valencia que se renovaban anualmente. Posterior a este cargo estaba el de veedor, que intervenía en el control de las compras y distribución del material entre los asociados, como también, en la inspección a lo largo del año de los trabajos y ventas de los maestros. Para llegar a ser maestro se necesitaban unos requisitos:

- Maestro examinado y aprobado por el tribunal gremial.
- Ser cristiano viejo o limpieza de sangre.
- Pasar por las siguientes etapas:
- aprendiz que corresponde a la niñez, no se conoce la etapa justa de edad, pero se considera común el comienzo a los doce años o catorce como máximo y de tres a seis años la duración de esta etapa, se favorecía la entrada a hijos de oficiales. Estos comenzaban aprendiendo en la teoría impartida en las famosas cartillas de aprendizaje escritas por los maestros.

- Para llegar a oficial que es la segunda etapa correspondiente a la juventud, siempre pasaba un examen. El tiempo de oficial correspondía a la mitad de aprendiz. Poseyendo entre otras cosas: la de cierta libertad para contratarse con uno u otro maestro, participa con derechos en las funciones del gremio con voz y voto, es decir es un maestro no examinado.

- Maestro es la etapa de la madurez y grado máximo dentro del gremio, para llegar a este punto tiene que pasar la prueba de examen que le capacitará para contratar obras, trabajar por su cuenta en tienda o taller propios, recibir aprendices y aspirar al cargo máximo dentro del gremio.
Ir a este enlace para ver la última restauración en el Straus Center for Conservation (Harvard University Art Museums)

StumbleUpon.com

Facebook

Perfil de Facebook de Antonio Sánchez-Barriga