sábado, 7 de marzo de 2009

LA PALETA DE LOS PINTORES ANTIGUOS

La paleta del pintor Jean Vermeer

La paleta que utilizan los pintores es un contenedor de colores. Se construía de diferentes materiales, generalmente de madera o cristal, esta última es la más usada por algunos pintores flamencos; también las había con pequeños cuencos individuales de marfil para introducir acuarelas. Otras eran cuencos de cerámica blanca para los colores al fresco y para el temple era muy común la plancha de hierro esmaltada de blanco.
Las diferentes gamas de colores que utilizaban los artistas en la realización de sus obras también se la denomina paleta. La típica y más común está compuesta por muy pocos colores y que generalmente son los llamados primarios: blanco a la derecha, negro a la izquierda; ocre amarillo, ocre oscuro, ocre rojo y tierra de Siena, el bermellón se tenía aparte.
Los antiguos egipcios usaron paletas de alabastro que tenía siete cavidades, a su lado había otra alargada con los siete llamados estilos. Aunque estos lo utilizaban los escribas, también los pintores tenían una caja con sus respectivos pinceles. Los colores se disponían en la paleta de la siguiente manera: Blanco, azul, amarillo, verde, rojo, tierra oscura y negro. Según Cicerón los griegos Apeles y Zeusi sólo utilizaron cuatro: Blanco, ocre amarillo, rojo y negro que son los colores que mezclados forman el tono de la carne.
Plinio dice: Con cuatro colores únicamente, de los blancos el de Melos; de los ocres el ático; de los rojos el de Sínope de Ponto; de los negros el atramentum. Pintaron aquellas obras inmortales Apeles, Etión, Melantio y Nicómaco, pintores célebérrimos, cada uno de cuyos cuadros se vendía por el precio de ciudades enteras.
El gran pintor renacentista Pablo de Céspedes nos dice :
También parece poderse inferir que las obras excelentísimas de Apeles y de otros valientes pintores, que cada una de ellas valía todas las riquezas de una ciudad, que hiziéron con quatro colores solos (recuerda bastante a la paleta egipcia); de los colores blancos, con solo el melino, ó tierra melina: de los amarillos con el sil ático: de los colorados con la tierra sinópide póntica, de los negros con el atramento, color obscuro (qual se sea). No úsaron mas que de estos quatro colores, y todos ellos son suertes de tierras; y aunque los tres de ellos se podrían gastar al ólio (aunque mal porque obscurencen) como el ocre, almagra y negro: la tierra melina en ninguna manera. Era esta tierra de la isla de Melo, una de las Esporades, como dice Dioscórides y Plinio, la qual era buena para las pinturas, por quanto conservaba mas tiempo la firmeza de los colores. Y esto atribuiría yo á que era mas magra que otras tierras blancas, pues refregándolos entre los dedos cruxía, y por esto tenia mas cuerpo, empero a ólio muriera luego su blancura. Demas de esto entre los colores muy preciosos era uno el índico, que acerca de nosotros se llama añil: gastado al ólio se muere á dos dias (como ha hecho á mí), empero á temple quando es bueno se conserva mejor, y en aquellostiempos lo debia de ser. Venia de la india oriental, y moliéndolo parecia negro, mas despues hechas sus mezclas hacia maravilloso color mixto, de púrpura y azul: esta mixtura no vemos que á ólio la hace.

El término español paleta proviene de la italiano pala, que el pintor Vasari denominó tavoletta como diminutivo de tavola, aunque su uso no se hizo efectivo hasta bien entrado el siglo XV. Anteriormente la paleta se componía de pequeñas conchas o caparoze. Los fresquistas usaban los llamados vasos, vaselli, vasellini y alberelli que describe Cennini y también Vasari. Este cuando escribe sobre el pintor Bagnacavallo, dice:
Pero aquello que parecía muy bello te dá risa, que estando en el cinto, tenía a su alrededor la correa llena de vasos colmados de colores templados, de modo que parecía el diablo de San Macario con tantas ampolla , y cuando trabajaba con las gafas sobre la nariz, hubiese hecho reir a las piedras.

Aunque Tiziano dijo que solo usó para realizar sus obras tres colores básicos en realidad utilizó muchos más, como: Blanco de plomo, ultramar natural, laca carmín, Siena tostada, verde malaquita, etc. Con la llegada del siglo XIX y los numerosos descubrimientos de los pigmentos sintéticos, la paleta se convierte en un gran contenedor de hasta 21 colores.
Hoy se intenta en los análisis físico-químicos averiguar también las mezclas de colores, no los pigmentos unitariamente. Un artista puede utilizar un mismo pigmento azul para el cielo y para un vestido, por lo que estará mezclado el primero con un albayalde y un ocre, por ejemplo; y el segundo con un amarillo, un albayalde y un ocre. Los tantos por cientos de cada elemento que componen cada muestra nos pueden dar dichas mezclas, es interesante este tipo de estudios y que podemos encontrar en los efectuados en el pintor Pietro de la Cortona. Aunque no siempre se utilizan los mismos pigmentos, la paleta está confeccionada según el tema que se tiene que tratar, pero sirva como ejemplo el de algunas analizadas:

Frans Hals.
Blanco de plomo ( albayalde, cerusa, blanco de plata ) Carbonato básico de plomo
Ocre amarilla ( ocre oro, ocre español ) Tierra natural de óxido de hierro.
Ocre rosa ( Rojo claro ) Calcinación del ocre amarillo
Negro de carbón. Residuo de la calcinación de las maderas.

Rembrandt
Blanco de plomo
Ocre amarilla
Tierra de sombra natural. Oxido e hidrato de hierro y manganeso.
Tierra de sombra tostada. Calcinación de la tierra de sombra natural
Tierra de Siena. ( Ocre amarilla oscura ). Goetita + arcilla.
Negro carbón

Ticiano
Blanco de plomo
Azul ultramar ( extracto de lapizlázuli ).
Laca roja o de granza. ( laca de garanza). Extracto del insecto Coccus laca o de la Rubia tinctorum.
Tierra de Siena tostada. Calcinación de la tierra de Siena
Malaquita. ( verde montaña, verde azulado) Hidroxicarbonato de cobre
Ocre amarilla
Ocre rojo
Oropimento ( Rejalgar, realgar ) Sulfuro de arsénico natural es un amarillo brillante.
Negro marfil

Rubens
Blanco de plomo
Oropimento natural
Ocre amarillo
Laca amarilla
Laca de granza
Bermellón ( cinabrio o sulfuro de mercurio )
Ocre rosa (es un rojo claro, es la calcinación del ocre amarillo )
Azul ultramar
Azul de Alemania ( azurita, de Sevilla ) Hidroxicarbonato de cobre, se emplea al temple y se encuentra casi siempre ennegrecida por la acción de los barnices.
Tierra verde ( tierra de Verona ) Celadonita y glauconita.
Malaquita verde
Verdigris. ( cardenillo ) Hidroxiacetato de cobre. Se obtiene del cobre en vapores de vinagre formando el llamado verdín.
Tierra de Siena tostada
Negro de marfil


Como bien indica Max Doerner, el tono rojizo oscuro de la paleta de madera recuerda a los fondos de bol, y que conviene para realizar los tonos en el lienzo. La paleta se recubría de aceite de linaza, para que pierda su absorción, como indica Francisco Pacheco. En tanto Palomino, define la paleta :

La paleta (que el italiano llama taboloza) es para poner los colores puros, y simples por su orden; la cual ha de tener una tercia de largo, y una cuarta de ancho, que es el tamaño más proporcionado, para que pueda caber dentro del dedo pulgar de la mano, hasta la sangradura del brazo; aunque puede ser mayor , o menor, aovada, o circular; pero siempre es bueno, que tengan robadas las esquinas; y en una de ellas (la que cae hacia el pecho)ha de tener un agujero, capaz de que pueda caber el dedo pulgar de la mano izquierda donde se ha de sostener: y así por esta parte del agujero, conviene, que la paleta sea más gruesa, y que hacia los demás extremos vaya adelgazando todo lo que pudiere, porque con esto se haga más ligera. Para lo cual, la madera más cómoda, y usual de que suele hacer, es peral; bien, que aún son mejores el cerezo, y azulfado (que en el reino de Valencia llaman chincholer, o jinjoler) por se madera más sólida y tersa, y que adquiere un lustre, y una tez de admirable pulimento; ……continúa describiendo las paletas grande que se sostienen sobre una mesa.
……Hecha ya la paleta, y bien raspada con cuchilla, o con vidrio, se le ha de dar una mano de secante muy tirada, o estregada, y en estando seca, convendrá volverla a raspar y darle otra mano de secante muy estregada con un pelo; y si después de esta se le diere otra sin raspar, en la misma conformidad, quedará admirable, para que los colores, y tintas no se rebeban en ella, y dejen manchada, o jaspeada la paleta.

Mayerne aconseja para la técnica al óleo dos tipos de paleta de madera, generalmente de frutal, se utilizaba de peral, manzano y nogal. La de madera tiene que ser preparada antes de utilizarla para evitar la absorción del aceite cuando se secan los colores. La preparación la realiza con cola caliente y la sucesiva colocación de la paleta con peso para que no se curve.

Las observaciones de Mayerne son precisas, la distribución de los colores en tres paletas:

Blanco de plomo Blanco de plomo Blanco de plomo
Bermellón Bermellón ocre de plomo
Laca Laca Laca
Ocre amarillo ocre amarillo Tierra de sombra
Schitgeel Schitgeel Ocre amarillo
Braunrot Rojo-pardo Negro marfil
Ocre pardo Ocre-pardo Encarnado
Negro de marfil Tierra de sombra Bermellón
Negro de humo Negro marfil Minio de plomo
Negro de lámpara Sombra media
Azurita Negro de pesca
Massicot
Añadiendo diversas recomendaciones, como actuar para llevar a buen término una pintura:

- El tiento se debe tener con sólo el dedo miñón
- Los pinceles se tienen en un puño lleno
- El paño de lino se tiene en la mano sobre la cual se limpia los pinceles frotándoles
- La mano derecha se apoya sobre el palo y no sobre el brazo
- El pincel lo más lejos que se pueda
- El primer empleo de la paleta es para disponer de los colores
- El segundo para diluirlos con el aceite
- El tercero para la unión y la mezcla
Cuando se ha acabado es necesario limpiar cuidadosamente la paleta.

Más tarde Riffault describe la paleta del pintor de la siguiente manera:
La paleta es una tabla delgada de madera muy dura, de forma oval ó cuadrada, algo más gruesa en el centro que en las extremidades. A una orilla tiene un agujero ovalado, bastante grande para pasar el dedo pulgar de la mano izquierda,
Este agujero está cortado al sesgo y como en chaflán, de modo que la parte de abajo de la paleta que queda hácia el centro de la mano es algo aguda en oposición á la de arriba . La paleta es comunmente de peral ó de manzano, y rara vez de nogal. Cuando la paleta es nueva se barniza varias veces con aceite secante de nueces, no dando la segunda mano hasta que la primera esté seca y empapada en la madera. Luego que está bien seca la paleta se pulimenta raspándola con el corte de un cuchillo y frotándola con un lienzo empapado en aceite ordinario de nueces.
La paleta sirve para colocar los colores molidos al óleo, los cuáles se arreglan empezando desde el punto más distante del cuerpo cuando se tiene la paleta apoyada en el brazo. Se van poniendo los colores por pequeñas porciones unos al lado de otros, pero sin que se toquen, colocando los más claros ó blancos hacia el dedo pulgar. El centro de la paleta sirve para hacer las tintas y la mezcla de los colores con el cuchillo, el cual para este objeto debe tener una lámina muy delgada.
La paleta se limpia quitando con la punta del cuchillo los colores que todavía pueden servir; después se frota con un lienzo, se echa un poco de aceite para frotarla de nuevo, y se limpia con otro lienzo. Si acontece que se sequen los colores sobre la paleta, deberán rasparse prontamente con el corte del cuchillo, cuidando de no arañar la madera, y frotarla en seguida con un poco de aceite.
En la pintura de aguada puede emplearse una paleta de hoja de lata, la cual en caso de necesidad puede ponerse al fuego para separar la cola que se fija en ella.
El cuchillo es una hoja flexible, delgada por ambos lados, redonda por la punta, y con su mango de madera.

Palomino en el capítulo V del tomo II, describe la colocación de los colores en la paleta:

Habiendo, pues, de ponerse el principiante, habrá de poner primero su paleta de colores, las cuales es menester, que sepa con qué orden se han de colocar, y será en esta forma: por encima del anillo de la paleta comenzará el bermellón, después el blanco, luego se seguirá el genúli, después el ocre claro, luego el obscuro, después la tierra roja, luego la sombra de Italia, después el carmín, la ancorca, el verdacho, o tierra verde, el negro de hueso, negro de humo, o de carbón, añil o esmalte.
Puestos en este orden los colores, y prevenido el secante, y los aceites en sus escudillas….



StumbleUpon.com

Facebook

Perfil de Facebook de Antonio Sánchez-Barriga