lunes, 22 de febrero de 2010

LUZ RASANTE: Capilla de San Blas

GRACIAS IVAN POR ACORDARTE DE ESTE TRABAJO EN LA CATEDRAL DE TOLEDO

http://www.luzrasante.com/capilla-de-san-blas-de-la-catedral-de-toledo/

StumbleUpon.com

domingo, 7 de febrero de 2010

LOS PIGMENTOS: AZULES Y VERDES I




Los más famosos y más utilizados son la azurita y la malaquita, este último es verde, ambos son carbonatos básicos de cobre. Los pintores los usaban ya en la Edad Media, pero ya se conocían en el antiguo Egipto. Son pigmentos que tienen numerosas alteraciones como ennegrecer por oxidación del blanco de plomo, con el que generalmente se mezclaba. Por culpa de la humedad la azurita se convierte en malaquita, tendiendo a verde, y hay que tener cuidado porque se descomponen fácilmente con el amoniaco. Ya en el siglo XVI existían denominaciones variadas de azules, cómo: Azul verde, caparrosa o malaquita, (muy utilizado en la azulejería, también), azul de esmalte bajo, o azul de Sevilla fino y que trataremos de explicar desarrollando su obtención en la antiguedad.

Vitrubio ya describe la obtención del azul:


48. La composicion del azul se halló la primera vez en Alexandria. Despues Vestorio la Traxó a Pozzuolo. Sus circunstancias y las de su hallazgo son maravillosas. Muelese arena con flor de nitro, tan sutilmente como la harina, y mezclandola con limaduras gruesas de metal de Chipre, se le echará agua para amasarlo: despues se formarán con las palmas de las manos muchas pelotillas, y se pondrán a secar. Despues de secas se meterán en un horno dentro de un crisol de barro. Así, inflamandose juntos el metal y la arena, dandose y recibiendo mutuos vapores, se trasmutan de sus propias sustancias, y confeccionadas por el fuego sus partículas, toman el color azul.


Azules.-
Azurita, Cenizas de azul, Azul montaña, Lapis Armenis, Azul de Santo Domingo, Azulo, Cenere, Azul de Alemania, Azul de España, Azzurro, Verditer, Azul fino, Azul de la Magna, Bice
Azurita 2CuCO3+Cu(OH)2; Malaquita: 2CuO + CO3H2. Es un carbonato básico de cobre que es también llamado, en inglés Bice, Bys o Beis, en Alemán Bergblau y en holandés Ashenes. Es un mineral natural que en ciertos ambientes húmedos se transforma en malaquita, oscureciéndose en contacto con el azufre formando sulfato de cobre. Se obtiene reduciendo a polvo el mineral por molienda, se eliminan las impurezas con lavados en soluciones de cenizas de leña o de huesos. Mezclado con miel y nuevamente amasado sobre una piedra dura, se lavaba nuevamente con la solución alcalina anteriormente descrita y sumergida durante unos días en vinagre y sal, seguramente para eliminar los restos de carbonatos. Por último se dejaba durante una noche sumergido en orina hervida, goma arábiga y esencia perfumada, para reavivar su tono.

Descrito en muchos tratados antiguos, sobre todo Mayerne:

Se encuentran las piedras azules en las Ardenas en un pueblo llamado Pot cerca de Avelanges de las cuales se puede obtener las cenizas azules y esto sobre la superficie de la tierra . El Burgomaestro de Lieja me ha mandado una libra hace cerca de tres años a París al señor Montesson. La minería más rica en esta piedra están en la India, de donde yo creo se importan a España, por lo que me han dicho esa piedra se encuentra en San Lucar en las minas de plata
En el antiguo Egipto la azurita era un pigmento maravilloso de un color azul profundo que se obtiene de las minas de cobre que se encuentran en el desierto del Sinai y el desierto arábigo. Es el producto de una oxidación derivado de la descomposición del sulfato de cobre. La azurita siempre se encontraba muy cerca de la superficie y por lo tanto, en sitios fáciles de trabajar en la mina. La azurita se empleaba en el Antiguo Egipto como pigmento en las pinturas murales y las momias
.

Dioscórides describe la azurita de la siguiente manera:

91 La azurita

La azurita se origina en Chipre de las minas de cobre. La más abundante se hace de arena del litoral, hallándose en ciertas cuevas cavernosas del mar; ésta es la mejor. Se de¬be escoger la de color muy subido. Se quema como la chal¬kîtis y debe lavarse como la cadmia.
Tiene fuerza de reprimir y es estíptica con moderación, escarótica y ulcerante.

Pacheco describe el azul de Santo Domingo o de cenizas:

El azul (entendemos por el de Santo Domingo, no el ultramarino, que ni se usa en España ni tienen los pintores della caudal para usarlo) es color más delicado y más dificultoso de gastar y a muchísimos pintores buenos se les muere. Advertiremos, empero, el modo cómo se ha de labrar a olio con limpieza para quedar lucido, Dicen los más que, después de ser el azul de lindo color, delgado y bien afinado y limpio, se temple en el tablón con aceite de nueces fresco; y, recién sacado podráse aparte cantidad de blanco molido con aceite de nueces y dél y del azul se hará el azul claro la cantidad bastante y, luego, sus medias tintas. Yo soy de opinión que los azules se labren claros y que lo más oscuro sea el mesmo azul puro y, cuando mucho se ayude lo más oscuro no con negro, no con morado de carmín y menos con añir, sino con un poco de buen esmalte delgado, y de lindo color, revuelto con el azul puro, que lo abaraza muy bien. La causa que me mueve a aconsejar que sean claros los azules es, porque el azul con el tiempo oscurece y tira a negro, como muestran los países, y veo por experiencia muchas ropas que fueron azules vueltas en una mancha negra sin que determinen los trazos del paño, y siendo claro, siempre es azul y se ven sus claros y oscuros; así lo he observado con atención en las pinturas de Mohedano, que siguió esta opinión.

De Mayerne también hace algunas recomendaciones para que no ennegrezca:
La azurita y el esmalte se debe mezclar ligeramente sobre la paleta con aceite de nueces. Si lo haceis así cuando se seca ennegrece.

StumbleUpon.com

Facebook

Perfil de Facebook de Antonio Sánchez-Barriga