domingo, 4 de junio de 2017

LA PINTURA MURAL 6
EL DIBUJO



El dibujo.

           Hay varias formas de efectuar el dibujo preparatorio en una pintura mural. Este se realiza a escala real sobre el primer mortero ( arriccio ), generalmente de tono rojo, aunque no todos los artistas lo realizan en este tono, y se le llama sinopia. (Este término proviene de la ciudad de Sinopis en el Mar Muerto, que antiguamente producía el ocre rojo). Esta sirve de guía a la ejecución de la pintura final sobre el último revoco ( intónaco ).

           El boceto es el dibujo que se realiza sobre el encalado antes de ser pintado, y otros pintores lo realizan sobre cartón o papel donde se ha dibujado y se efectúa a escala real y por medio de cuadrículas, al transferir un boceto previo más pequeño. Estos bocetos pueden ser aplicados de varias formas: Incisos, estarcido y de plantilla.

    Inciso se realiza marcando con un punzón el dibujo en papel sobre el enlucido fresco.

    Estarcido es aquel que una vez que se efectúan previamente una serie de agujeros sobre el cartón, continuando la línea de dibujo, y sobre este se aplica una muñequilla con polvo de carbón, ( polvo de estarcido ), pasando este a través de los agujeros dejando una línea de puntos que continua el dibujo original.

     La plantilla es un recorte de un motivo, puede ser geométrico, que al pasar una brocha este deja un silueteado  de dicho recorte. Se realiza comúnmente para la repetición de motivos.

           Tanto Vasari como Armenini describen como transferir el dibujo al  muro:

            Realizado así los dibujos, aquellos que quieran trabajar al fresco, es decir en el muro, es necesario que haga los cartones, aunque en muchos tiene la costumbre de hacerlo tambien para las tablas. Los cartones se hacen así: se empastan las hojas con cola de harina y agua hervida al fuego (digo hojas, que sean cuadrada), y se pegan en la pared con cola alrededor y que ocupe cerca de dos dedos. Así hinchado se estira para al secarse no queden arrugas. Después cuando están secos, con una caña larga que en la punta tiene un carbón, se va transportando todo aquello que estaba en el dibujo pequeño, y así poco a poco acabado una figura y después otra. Aquí se fatigan mucho todos los pintores, retratan en vivo los desnudos y paños del natural, efectuando la perspectiva con todas aquellas ordenes que en pequeño se ha realizado en el papel, agrandándolo a proporción. Y si en ellos hubieran perspectivas o arquitectura, se aumentan con la cuadrícula, la cual es una retícula de pequeños cuadrados, que se agranda desde el cartón, transportando cada cosa….
            Y cuando estos cartones para el fresco se colocan en el muro, que se ha preparado a la cal y limpiado muy bien, se traza la figura en su lugar y se contraseña, porque si se quiere poner otro trozo se sepa donde va y no se pueda equivocar. También, en los bordes del pedazo dicho, con un hierro se va calcando sobre el revoco, la cual al estar  fresca deja la marca del dibujo. Al quitar el cartón yen las zonas que quedan marcadas se amplia el color y así se realiza el trabajo al fresco en el muro. 


            José García Hidalgo nos dice respecto al dibujo en la pintura al fresco:

            Para esta pintura se ha de dibujar en papel todo lo que se ha de pintar, y calcarlo, o picarlo, y estarcirlo sobre la pared y aparejo de cal y arena.

Detalle del fresco de Francisco de Goya: Con luz rasante se puede ver la incisión sobre el dibujo en el enlucido fresco


Parte arrancada de un fresco donde se aprecia el dibujo preparatorio en sinopia


Sinopia de un fresco

Dibujo directo al carbón en una pintura mural de Luca Giordano

Dibujo directo al carbón en una pintura mural al temple del pintor Claudio Coello

Dibujo inciso en una pintura mural de Luca Giordano

StumbleUpon.com

Facebook

Perfil de Facebook de Antonio Sánchez-Barriga